GASTOS DE ENVÍO 5 € | Derecho de devolución de 30 DÍAS | Pago Seguro |

Bellas y prácticas: cómo elegir las mejores toallas de playa

Son un complemento indispensable para un día en la playa, proporcionan comodidad para tumbarse sobre la arena y arropan al salir del agua. Las toallas de playa nunca faltan en nuestra bolsa o mochila para el mar o la piscina pero, para que se conviertan en las compañeras perfectas, es muy importante escogerlas teniendo en cuenta nuestras necesidades y gustos, combinando el diseño con la utilidad.

Para elegir una buena toalla de playa hay que atender a tres claves fundamentales, que explicamos a continuación:

  1. Calidad de materiales
  2. Diseño
  3. Pequeños detalles

La calidad del material de las toallas de playa resulta fundamental y es una de las características más importantes a la hora de elegirlas. Hay que tener en cuenta que las toallas de playa se ven expuestas a la luz continuada del sol, al agua del mar o al agua clorada de la piscina, y sufren el roce constante con arena, las piedras o el césped, por lo que se lavan con mucha frecuencia. Para que su vida útil sea lo más larga posible hay que optar por toallas elaboradas con algodón de máxima calidad y colores resistentes a la exposición solar.

Además, el material influirá de manera decisiva en la capacidad de absorción: una toalla elaborada con una material sintético se secará más rápido cuando la laves, pero absorberá mucho peor la humedad de tu piel que una de algodón cien por cien. Es recomendable que revises las especificaciones del fabricante de tu toalla de playa antes de decidirte a comprarla, para asegurarte de que el material cumple con la calidad que buscas.

Junto a la calidad, el diseño es lo primero que observamos en las toallas de playa. Las opciones que se encuentran en el mercado son amplias y se adaptan a todos los gustos: colores brillantes, dibujos y estampados originales, inspiraciones exóticas, la sencillez de los tonos lisos clásicos, bordados, adornos superpuestos, flecos.... Podemos elegir la versión que más nos guste, siempre teniendo en cuenta que el tamaño y la forma se adapten a nuestras necesidades. Según el uso que vayamos a darle o la persona que vaya a utilizar la toalla optaremos por una de mayor o menor tamaño. Por ejemplo, no es recomendable adquirir una toalla muy grande para un niño, pues ocupará espacio y será menos manejable.

Aunque puede haber muchas toallas de playa de cómodo algodón cien por cien y un diseño que nos encante, son los pequeños detalles los que pueden hacer que nos decantemos por una u otra. Por ejemplo, puede llamarnos la atención el cuidado acabado, la textura de la tela o ese cómodo bolsillo que te permitirá guardar monedas, llaves o el móvil. Y, por ejemplo, ¿no sería estupendo poder usar las toallas de playa además como pareos?

Una idea genial: las toallas pareo

Las toallas pareo o pareos de playa son una opción perfecta para unir lo mejor de ambos complementos: la comodidad y capacidad de absorción de las toallas de playa y la funcionalidad de los pareos. A medio camino entre ambos, las toallas pareo pueden utilizarse tanto para tumbarse sobre ellas como para colocárselas en el cuerpo como una prenda de ropa. Generalmente, utilizan una tela intermedia entre la ligereza del pareo y la robustez de las toallas de playa, pero hay opciones perfectas, como las toallas pareo de Balinesas http://balinesas.com/, que apuestan por una doble tela: fino algodón en el exterior y microfibra en el interior.

Mil usos para los pareos de playa

Los pareos de playa no solo están pensados para utilizarlos en una escapada al mar. También son estupendos para la piscina, la montaña o el campo. E incluso pueden resultar muy útiles para hacer deporte o practicar actividades como el yoga, ya que proporcionan el nivel óptimo de ligereza, comodidad, absorción y calidez.

Especialmente si se opta por tejidos suaves y resistentes como los de Balinesas http://balinesas.com/, este tipo de pareos se convertirán una prenda perfecta para cualquier época del año y para multitud de momentos y escenarios diferentes.

Los pareos más exóticos: los kikoys

Similares a las toallas de playa y a los pareos, pero con cierto toque exótico y auténtico, los kikoys demuestran que este tipo de prendas no son exclusivas de las mujeres. Estos pareos originarias de África se anudan a la cintura y son unisex, perfectas también para hombres y niños. En sus inicios los vestían los hombres de las tribus de la costa este de África y consistían en simples rectángulos de tela, pero después han ido evolucionando y conquistando al resto del mundo. Coloridos y cómodos, sirven para secarse y cubrirse al mismo tiempo, y se han convertido en complemento veraniego perfecto.

El pareo multiforme

Una de las principales ventajas de los pareos (kikoys y pareos toalla incluidos) es su polivalencia, de ahí el concepto de pareo multiforme. A pesar de su apariencia sencilla, estas telas prácticas e informales pueden convertirse en vestidos, túnicas o faldas de diversas formas con unos simples trucos. Un nudo sobre el hombro o tras el cuello, un giro de la tela y un poco de imaginación bastan para lograr miles de diseños diferentes. Existen multitud de tutoriales en Internet donde se pueden buscar ideas y poner en marcha la creatividad para sacar todo el partido posible a estas prendas. Ya sea como toallas de playa, complemento para ir a la piscina o vestimenta para tu siguiente clase de pilates... ¡Te sorprenderán todas sus posibilidades!

    We ♡ balinesas

    ¡Sé el primero en conocer las nuevas colecciones y conseguir ofertas limitadas!

    SEARCH THIS STORE